mecanico habla del presupuesto al cliente

Así deberías hablar a los clientes de tu taller

Cada vez que hablas con un cliente, tienes que recordar que, en ese preciso momento, representas a tu taller. Su imagen, su filosofía, reflejas la forma de trabajar de todos y cada uno de los profesionales del taller. No queremos meterte demasiada presión, pero así es y saber cómo hacerlo puede representar la clave para tener éxito y aumentar los beneficios de tu actividad.

Otro aspecto interesante, que vale la pena destacar, es que gracias a las nuevas tecnologías, si tienes un taller de neumáticos o de coche y moto en general, hoy existen varias forma de comunicarte con los clientes. Por ejemplo:

  • en persona, de manera presencial (el famoso cara a cara)
  • por teléfono
  • por correo electrónico y por mensaje de texto (SMS o WhatsApp).

La primera impresión es fundamental

Hay un elemento en común, entre todos estos diferentes protocolos de comunicación. Cada vez que acoges un nuevo cliente en tu taller, si le contestas al teléfono o le respondes por email, ante todo tendrás que esforzarte para ser educado, amable y disponible. Siempre viene muy bien prepararse anímicamente, mentalizarse y focalizarse sobre el único objetivo realmente importante: conquistar la confianza de un nuevo cliente. Eso significa dinero, trabajo, futuro.

cliente de taller acepta y firma presupuesto del mecanico

Sonríe, utiliza un tono coloquial, sencillo. Dar las gracias por haber entrado, telefoneado o escrito hace sentir bien la otra persona: «Gracias por su llamada… Gracias por su correo… Gracias por haber venido a visitarnos…«. Son palabras sencillas que harán que tus clientes se sientan cómodos, como en casa. Y eso es importantísimo.

Además de la educación y del buen rollo, hay pero otro aspecto crucial, que influye notablemente en la primera impresión de los clientes. Tu taller tiene que dar una imagen organizad y eficiente. La persona encargada de las relaciones con los clientes y tú mismo, tenéis que esforzaros para entender el problema del cliente y dar una pronta respuesta: «Claro, podemos encargarnos, tenemos la medida del neumático y ahora le paso la fecha de la próxima cita disponible y varios precios….«. De esta manera, todo fluirá de manera perfecta.

Dejar hablar, escuchar y solucionar

La mayoría de los clientes sabe poco o casi nada sobre coches y motos. Sin embargo, cuando entran en un taller, llaman por teléfono o escriben un correo, a menudo se han informado antes pero muchas de las informaciones que han recopilado no son del todo correctas. Es importante tener paciencia, escuchar con calma , si es necesario, tomar apuntes.

El paso siguiente es hablar cordialmente con el cliente y ofrecerle una solución concreta con tiempos y precios del trabajo que vas a hacer en tu taller. Es importante que enfatices aspectos como la profesionalidad, la experiencia y la rapidez. No prometas milagros y sé realistas: mejor dar al cliente un margen más amplio y terminar antes que hacer al revés.

Recuerda gestionar bien la agenda y esfuérzate para organizar las citas de manera impecable, con la ayuda de software o programas para ordenadores y smartphones.

mecanico repara coche junto con cliente

Claridad y transparencia: claves de la credibilidad

Hemos visto que es importante calibrar el tono y elegir bien los contenidos de las comunicaciones con los automovilistas de tu taller. Un ultimo aspecto, igualmente fundamental, está relacionado con el objetivo de tu relación, oral o escrita, con cada cliente.

Es crucial esforzarse para explicar con claridad el trabajo realizado. Puede parecer una perdida de tiempo, sin embargo esto te permitirá alcanzar dos resultados al mismo tiempo. Ante todo, harás que el cliente se sienta importante, casi como un piloto de Fórmula 1, al que dedicarás tiempo, explicaciones y consejos. En segundo lugar, verá en ti un profesional leal, fiable y transparente, que no le oculta nada y que responde a las preguntas y las dudas, con una sonrisa y contento por compartir sus conocimientos.

Todo esto se traduce en credibilidad. O sea, convertirá un simple relación entre mecánico y cliente en una verdadera colaboración, una sinergía. Y, poco a poco, tu taller se convertirá en un punto de referencia por todo tipo de problemas que el coche o la moto de tus clientes pueden sufrir.