Controla los gastos de tu taller y aumenta tus ganancias

Hace unos días, hablando con un amigo que es propietario de un importante taller de neumáticos en Madrid, le pregunté si tenia bajo control los gastos de tu oficina mecánica. Me dijo que, años atrás, empezó a tener un control más serio del flujo de dinero de su actividad cuando descubrió gastar más de 1500 euros al años en bombones para los clientes. Posiblemente, ese tipo de ‘incentivo’ se reflejaba en una mayor satisfacción de los automovilistas. Sin embargo, es un ejemplo sencillo pero eficaz de lo que puede pasar si no controlas los gastos de tu taller.

¿Por qué controlar los gastos de un taller?

Si tienes un taller de neumáticos o de mecánica en general, sabes muy bien que el día día, a menudo, esconde sorpresas e imprevistos. Cuando tienes toda la oficina llenas de coches o de motos, es casi imposible tener fuerzas suficientes como para hacer un registro diario de lo que ha pasado. Claro, la caja registradoras y el ordenador son un válido soporte para controlar los gastos. Sin embargo, esta tarea necesita la voluntad, la organización y el ojo del propietario. Es algo que no se puede delegar.

Controla los gastos de tu taller y evita perder dinero

Mientras el contable o al asesor fiscal te ayudarán frente a la gestión de tu negocio frente a las responsabilidades fiscales (y legales), aprender a calcular los gastos directos de la actividad es el primer paso para ahorrar y ampliar la franja de beneficios de tu taller. Te has preguntado. alguna vez: ¿cuánto pagas de luz o de agua, cada día? ¿Cuánto aceite gastas? ¿Has repartido el coste de los sueldos de tus trabajadores? Si consigues mantener un control directo, sabrás cada día si, al cerrar la persiana de la oficina, habrá valido la pena tanto esfuerzo.

Un taller funciona de manera circular. O sea, muchas operaciones suele repetirse a lo largo del día. de la semana, del mes o del año. Gracias a estos ‘ciclos’ productivos, serás también habilitado para prever el éxito, o menos, de una temporada. Llegando, por ejemplo, hasta a cerrar en determinados momentos. Ten presente que el mercado de la venta de neumáticos ha cambiado mucho. Gracias a Internet, a los envíos a domicilio y a la mayor calidad de mezclas y carreteras, si antes se vendían ruedas durante las cuatro estaciones, ahora posiblemente esos periodos se han reducido a uno solo.

No siempre más ventas son más ganancias

Tienes que esforzarte para saber con exactitud cuanto cuesta cada elemento o recurso de tu taller. Porque, cuando hablamos de dinero, hablamos del margen que existe y que representa la razón de la existencia de tu actividad profesional. Esta forma de medir cada aspecto, mejorarás tu aproche con el mercado y te sugerirás posibles soluciones cuando las cosas no van como esperabas.

Por ejemplo, puede que una determinada medida (que sigues comprando) ya no tenga clientes. O que, por otro lado, los clientes te pidan una marca que aún no tienes. Algunos servicios dejarán de ser rentables y aparecerán otros que vale la pena experimentar. ¿La solución?

Controla los gastos de tu taller y evita perder dinero

Tener un registro completo de todos los gasto. Da igual que utilices un ordenador, tu smartphone o simplemente un lápiz y un cuaderno. Apunta todo lo que pueda, de manera ordenada. Deja pasar un tiempo fijo, una semana o un mes, y sentáte con tus colaboradores para analizar la producción y los resultados del taller. Los beneficios de este simple calculo te sorprendarán.

Un business plan para tu taller

Imagina que has descubierto que ya no vendes una medida de neumáticos para SUV pero has aumentado la sustitución de los neumáticos para motos y scooter. El mes siguiente, podrás aumentar la compra de estos productos y anular o reducir la de los otros. Pues, al final del mes, habrás obtenido mayores beneficios, sin tener que invertir en publicidad o marketing. Claro. este es un ejemplo banal, pero sirve para que te hagas una idea.

En resumen, lo que tienes que hacer, es crear un business plan para tu taller. O sea, una estructura de control. hechas a medida por ti que conoces el mercado, tus clientes y el nivel de eficiencia de la actividad.

Mantener un control sobre los gastos (y recuerda: de TODOS los gastos, también los que parecen poco importantes), significa mantener un control sobre el futuro de tu taller. Sabemos que es algo que puede ser complicado y engorroso, pero es un esfuerzo fundamental para garantizar el crecimiento de tu actividad profesional.