asi se crea una sala de espera del taller

Cómo crear una sala de espera en tu taller

Es cierto que la primera impresión es fundamental, sobre todo cuando hablamos de nuevos clientes. Hoy en día, sabemos que ningún taller puede permitirse el lujo de tratar con superficialidad a sus clientes. Internet, las redes sociales, las reseñas, pueden perjudicar negativamente tu actividad, si no tienes la capacidad para gestionar bien la relación con tus clientes.

En este post vamos a darte algunos consejos que te permitirán crear tu propia sala de espera en el taller. Por un lado, podrás atender de la mejor manera posible a los automovilistas. Por el otro, mejorarás la imagen corporativa de la empresa y hasta podrás vender mas productos y servicios. ¿Te interesa saber cómo? Sigue leyendo.

¿Por què crear una sala de espera en tu taller?

Es evidente que no todos los talleres tienen suficiente espacio como para crear una zona dedicada. Ante todo, para poder crear y decorar una sala de espera, necesariamente tendrás que poder contar con una zona suficientemente amplia como para colocar unas sillas, una mesita y un mostrado o recibidor. Lo ideal sería tener la posibilidad de posicionar también un ordenador y un teléfono para hablar con los clientes del taller y atenderles de la manera más profesional posible.

Una sala de espera sirve, principalmente, por estas razones:

  • permite mejorar la decoración y la imagen del taller;
  • ofrece una sensación de mayor seriedad y profesionalidad;
  • te permite mostrar y vender más productos y servicios;
  • favorece la comunicación informal con los clientes;
  • mejora la gestión de citas e incidencias.

Estos son solo algunos de los motivos porque vale la pena crear una sala de espera. Como verás a continuación, se trata de algo que podrás hacer sin gastar una fortuna y que, a largo plazo, será fundamental en tu actividad cara al público.

tv y aire acconidcionado en tu sala de espera del taller

Consejos para montar una sala de espera para talleres

Ante todo, recuerda que no todo lo que es bonito y práctico ha de ser caro. El primer paso, si no tienes ideas ni puedes contar con un amigo decorador o arquitecto es echar un vistazo a la competencia o a las grandes marcas. Navegando por Internet, podrás inspirarte observando las salas de esperas de talleres y fabricantes de coches o neumáticos de nivel internacional. El paso sucesivo es copiar lo que te gusta y consideras adecuado y replicarlo en una manera low-cost.

Hay algunos elementos que son indispensables para una sala de espera de un taller. Sillas, sillones, un pequeño sofá o también una mesita de comedor donde apoyar revistas o libros. Una buena idea puede ser la de añadir una maquina de café gratuita para los clientes o también una pequeña cesta con unos pastelitos, unos dulces, bombones o chuches. La idea es crear una zona de relax y confort donde tus clientes puedan sentirse como en casa y donde pasarán un rato agradable sin pensar demasiado en el tiempo de espera.

Colocar una televisión o una radio es seguramente una buena idea, así como disponer de un ordenador o unos juegos para niños, algo indispensable si, por ejemplo, tu taller tiene muchos clientes con hijos. En esta habitación, podrás crear un ambiente acogedor con pocos euros. Intenta elegir colores claros y fuertes, aún mejor se acordes al logo de tu empresa.

en una sala de espera del taller pon revistas

Consejos para decorar tu sala de espera en el taller

Además de los objetos ya mencionados, para que la sala de espera sea realmente perfecta, piensa instalar un sistema de aire acondicionado con bomba de calor. A menudo, tanto en invierno como en verano, los clientes llegan al taller en una situación de estrés (como, por ejemplo, si acaban de pinchar una rueda, sufrir un accidente o una avería mecánica…). Al entrar en esta sala, podrán relajarse y estarán a gusto, agradeciendote este servicio gratuito como un surplus de calidad.

Es importante decorar bien las paredes: puedes colocar unas imagenes de coches, en color o blanco y negro así como fotos del equipo o de los comienzos del taller. Será una forma para cautivar la curiosidad de la gente y hacer que los clientes se distraigan. Pon en la mesita central unas revistas del motor y también para mujeres y niños. Así todos podrán leer algo, mientras que tu equipo repara el coche.

Sería genial tener un aseo, una zona con refrescos y algo para picar. Todo esto sin olvidar un agradable dispensador de perfume o, en alternativa, flores y plantas. Si tienes las suerte de tener un gran taller, el top sería incluir un pequeño acuario en la sala de espera: les encantará a los niños y todo te ayudará para que los clientes se sientan mimados y eso se reflejará en la disponibilidad en pagar tarifas más alta.

Recuerda que podrás también exponer otros productos interesantes y venderlos, ampliando y mejorando tus ingresos.