10 errores que no debes cometer si tienes un taller mecánico

10 errores que no debes cometer si tienes un taller mecánico

Muchas veces, cuando la situación económica de un taller de neumáticos (o de mecánica en general), empeora, se buscan los problemas donde no están, y nos olvidamos que todo lo bueno y lo malo es fruto de nuestra gestión del trabajo. Tanto si acabas de abrir una oficina como si eres ya un mecánico experto y con una larga trayectoria profesional, gracias a estos consejos podrás aprender a reconocer tus errores y mejorar tu negocio. Es evidente que este trabajo requiere una gran cantidad de pasión, sin embargo es crucial saber que es que hay que evitar para que la actividad se mantenga florida y beneficiosa de un punto de vista del dinero.

Orden, eficiencia, seguridad: haz lo que sabes y hazlo bien

Uno de los errores más frecuentes que implica una caída de ventas de un taller, tiene a que ver con aspectos meramente organizativos. Hablamos, en principal medida, de elementos como la limpieza, el orden, la gestión del horario y de los dependientes, así como de la confusión que se deriva de querer trabajar en ámbito que no nos compiten. Por ejemplo, gestionar un taller que repara u ofrece servicio para todo tipo de vehículo puede ser un arma de doble hilo. A menos que no tengas bastante mecánicos especializados, el riesgo es realizar trabajos superficiales, fomentando el malcontento y la rabia de los clientes.

10 errores que no debes cometer si tienes un taller mecánico

Veamos algunos errores típicos, en este sentido:

  • Tener un taller sucio y desordenado: ¿entrarías en un restaurante con las mesas cubiertas de aceite, las sillas en el suelo, oscuro y maloliente? Pues esta misma sensación es la que muchos clientes no soportan. El hecho que trabajes con grasa, gasolina, herramientas y maquinaria pesada, no justifica la dejadez de un lugar que, además de estar limpio y ordenado, tiene que estar bien iluminado, para que los mecánicos puedan trabajar de manera cómoda y segura.
  • No hacer seguimiento de los proyectos: tienes que saber cuánto tiempo (y dinero) hace falta para cada tarea. Solo así sabrás si estás perdiendo recursos en servicios que no son rentables. Además, podrás medir la motivación de tus empleados.
  • Tratar mal a los clientes: es importante saber como hablar a los clientes. Además de utilizar nuevos medios como SMS, WhatsApp o email, acúerdate que estamos en la epopeya de las reseñas y de las opiniones Web. Actúa con educación, transparencia y ofrece la mejor atención posible a los automovilistas: conseguirás más clientes y más ganancias.
  • Ahorrar en seguridad: un grave error, porque además de dar una mala imagen dentro y fuera del taller, corres el riesgo de pagar caro eventuales accidentes. No vale la pena, nunca.
  • Falta de especialización: antaño era posible que un taller pudiese reparare y trabajar sobre motos, bicicletas, camiones, coches turismo y tractores… Es mejor especializarte en una tipología o también en una marca, porque podrás fidelizar los clientes y reducirás al mínimo el margen de error.

Actualizarse: la importancia de un taller moderno

Ver a un mecánico a lado de un coche con un ordenador entre las manos, es una imagen siempre más frecuente, hoy en día. Además de los clásicos sistemas de diagnóstico del motor (OBD y OBD-2), son muchas las ventajas que te ofrece aprender a utilizar las nuevas tecnologías. Podrás comunicarte más rápido con clientes y proveedores, buscar y encontrar piezas de recambio en todo el mundo, ahorrando dinero y, sobre todo, tendrás la oportunidad de promocionar tu taller. Quedarte atrás puede ser una decisión peligrosa para el futuro de tu oficina mecánica.

10 errores que no debes cometer si tienes un taller mecánico

Otros errores, relativos a este discurso son:

  • Pensar que la tecnología es complicada: muchos mecánicos expertos miran con preocupación y desconfianza a las nuevas tecnologías. Sin embargo, en los últimos años todo se ha hecho más sencillo y más económico. Es posible comprar un buen portátil por menos de 300 euros y, además, existen muchos cursos gratuitos online que te permitirán aprender a utilizar las tres herramientas principales: sito web, redes sociales y correo electrónico.
  • Internet es inútil: quien piensa esto, comete un grave error. Gracias a Google Maps, al marketing online y las redes sociales, hay talleres que han duplicado sus ganancias. Los milagros no existen, sin embargo Internet es algo que te ofrece ampliar tu negocio prácticamente sin límites.
  • Ya lo sabes todo: entonces: ¿por qué tu taller está medio vacío? Ha llegado el momento de replantearse el aproche a la profesión, con un poquito más de humildad. Sobre todo en un momento en que se acerca la llegada al mercado de coches eléctricos, de hidrógeno y hasta autónomos.

Marketing para talleres: invertir para el futuro

Ya hemos visto 8 errores que no debes cometer si tienes un taller mecánico. Los últimos dos se refieren a la relación que tu taller tiene con el mundo exterior. Hoy en día es imprescindible tener una imagen, proyectarla en el mercado significa llegar a un público más grande y llenar tu garaje de coches, motos o camiones.

  • La publicidad no sirve: gracias al marketing digital, también un pequeño taller puede promocionarse y ganar clientes, además fuera de su barrio o de su zona, algo que permite aplicar tarifas horaria más altas y expandir el negocio. Por ejemplo, realizando reparaciones y también vendiendo productos de vario tipo. La publicidad hecha mal, superficial y barata no sirve. La publicidad realizada de manera creativa, atenta y dirigida a tus clientes potenciales, te hará ganar dinero que, de otra forma, no podrías conseguir nunca.
  • Me basta con ser buen mecánico: hay muchos buenos talleres vacíos. Y muchos buenos profesionales que no se comen un rosco. ¿Por qué? En la mayoría de los casos, porque nadie los conoce. Volvemos al punto de arriba: crea tu propia marca, haz que tu taller sea reconocible, cambia la forma de hablar a tus clientes.

Ahora que conoces los 10 errores más graves para un taller, haz tesoro de estos consejos para mejorar y cambiar a mejor todos los aspectos de tu actividad.