Gestiona los residuos líquidos y sólidos de tu taller

Gestiona los residuos líquidos y sólidos de tu taller

El servicio de gestión de residuos de un taller mecánico requiere una atención particular ya que los residuos producidos, en la mayoría de los casos, entran en la categoría de residuos peligrosos. En las oficinas mecánicas, sean esas dedicada al cambio o reparación de neumáticos como a la mecánica más en general, se realizan muchas operaciones que requieren productos y herramientas especiales. Como, por ejemplo, revisiones y reparaciones de coches, motos o camiones, reemplazo de piezas, sustitución del aceite del motor y de los componentes, así como de los frenos y del sistema de aire acondicionado.

Los residuos de un taller: aceite de motor, líquido de refrigeración…

Quizás el más contaminante sea el aceite del motor, que debe cambiarse aproximadamente cada 10.000 kilómetros. Con un promedio de 4 litros de aceite por coche y un cambio de aceite de aproximadamente de 4 o 5 máquinas por día, un taller mecánico puede acumular fácilmente más de 100 litros de aceite por semana.

Los líquidos de refrigeración también son altamente contaminantes, útiles para el sistema de aire acondicionado. También deben reemplazarse periódicamente y eliminarse adecuadamente. Los nuevos sistemas de frenos también tienen un líquido especial para mejorar la eficiencia del sistema de frenado, capaz de mantener el mecanismo lubricado y evitar daños. Todos estos residuos del taller deben eliminarse lo antes posible después de haber sido reemplazados.

Cómo eliminar los residuos producidos por tu taller

Como puedes ver, la eliminación de los residuos de un taller mecánico es muy importante y debe hacerse con prontitud. ¿Por qué son tan importantes? Y, sobre todo: ¿cuáles son los tiempos y los métodos?

Gestiona los residuos líquidos y sólidos de tu taller

Ante todo, hay que decir que los talleres mecánicos producen también una gran cantidad de residuos similares a los residuos urbanos. Los envases de plástico, cartones, hojas de papel, desechos biodegradables… Todos deben eliminarse como desechos domésticos normales, siguiendo el plan establecido por el municipio de referencia.

Los otros analizados anteriormente, aceites y líquidos tóxicos, sin embargo, constituyen el llamado residuo ‘especial’. Su tratamiento tiene que ser asignado a una empresa autorizada, formada por profesionales experto en la recogida, reciclaje, almacenamiento y destrucción de dichos restos peligrosos.. Estas empresas, que utilizan protocolos capaces de reducir al máximo el impacto ambiental, identificarán, aislarán y trasladarán los desechos a los centros de eliminación o recuperación. Como puedes ver, además de limpiar tu taller y mantenerlo más ordenado y eficiente, aportarás tu granito de arena en la lucha para le defensa del planeta.

Es importante verificar el nombre y los certificado de la empresa así como conservar la hoja o factura del servicio prestado que servirá a las autoridades competentes para trazar los residuos. Una ulterior garantía para los propietarios de talleres que podrán, así, ahorrarse muchos problemas y dolores de cabeza.

Sanciones para los que no respetan las leyes sobre los residuos

No tratar adecuadamente los residuos puede exponer el taller a sanciones muy graves.

Corres el riesgo de pagar multas de 1600 a 9300 euros para aquellos que transportan residuos de talleres mecánicos sin un informe adjunto para residuos especiales. El propietario o representante legal de la empresa que transporta residuos especiales, sin documento de acompañamiento, corre el riesgo de ser punido con hasta dos años de prisión. Las multas por abandono de residuos considerados peligrosos oscilan entre 2600 y 26 mil euros.

Gestiona los residuos líquidos y sólidos de tu taller

¿Qué cuesta eliminar los residuos producido por tu taller?

Una de las preguntas más frecuentes, cuya respuesta te interesará seguramente, es cuánto puede costar la eliminación de residuos de talleres mecánicos. Hay que decir, ante todo, que el coste depende de las cantidades. Las tarifas se pueden calcular en piezas o en litros (como en el caso de los líquidos). Normalmente para líquidos como aceite usado, anticongelantes o refrigerantes, pagarás unos pocos euros por litro.

La eliminación de las baterías de automóviles y motocicletas es mucho más costosa: el promedio es de 5-10 euros por pieza para la eliminación correcta de acuerdo con la ley. Los propietarios de talleres generalmente prefieren hacer grandes eliminaciones periódicas, por ejemplo, una vez al mes, en lugar de llamar continuamente a la empresa para que elimine pequeñas porciones de desechos.

Una buena forma para ahorrar, es pedir más presupuestos a todas las empresas reconocidas del sector y estipular un acuerdo anual. Podrás negociar tarifas más bajas y, en un plis, habrás solucionado el complicado problema de la gestión de residuos de tu taller.