Limpieza en el taller: ¿por qué es tan importante?

¿Comerías a gusto en un restaurante con el suelo completamente sucio? ¿Entrarías contento en una tienda de ropa con las paredes cubiertas de moho y mugre maloliente? Aunque es cierto que un taller de neumáticos, o de mecánica en general, no se parece en nada a esos locales o tiendas, es cierto que la limpieza de un taller es fundamental para el éxito de tu negocio.

Como veremos en este artículo, por un lado ofrecerá una imagen más positiva e correta frente al cliente. Por el otro, mejorará el ambiente de trabajo, haciendo que todos puedan trabajar de manera más eficiente y, sobre todo, segura.

Un taller limpio es un taller eficiente

Cuando hablamos de limpieza dentro de un taller, no nos referimos solamente a la eliminación de residuos en el suelo, tirar la basura o pasar la fregona en la sala de reuniones, en la tienda o en la sala de espera (donde recibes a tus clientes). Estamos hablando de un aproche al trabajo que tenga cuento de la importancia de gestionar y mantener en orden este delicado lugar de trabajo.

Tener limpio tu taller significa, por ejemplo, acostumbrarte a tener en orden todas las herramientas, en su sitio, funcionantes y perfectamente lubrificadas. Mismo discurso para todas las maquinarias que utilizarán para el montaje, desmontaje de piezas de recambio, para levantar o elevar los vehículos, inflar los neumáticos o controlar el estado y la carga de las baterías de coches, camiones, 4×4, SUV y moto.

De esta manera siempre podrás contar con herramientas y utensilios en perfecto estado, aspecto que te permitirá ahorrar tiempo y dinero, solventando los problemas de los coches de los clientes sin demoras. Tener una agenda donde apuntar el estado de deterioramiento de las piezas que utilizas más a menudo te ayudará a tener un almacén más actualizado y organizado. Como puedes ver, limpieza significa eficiencia. También porque, en una zona de trabajo despejada y limpia, podrás encontrar todo en un plis.

trabajarás mejor gracias a la limpieza en el taller

Más seguridad, mejor ambiente

Se dice que, con el tiempo, los trabajadores reflejan en su ánimo el lugar en el que trabajan. Está claro que un mecánico que trabaja en un taller oscuro, sucio y desordenado, desarrollará en su corazón un estado de pesimismo, de dejadez, algo que puede influir muy negativamente en el éxito de las reparaciones o en su atención a los detalles. Además, cara al cliente, el estado de tu taller dice mucho sobre tu forma de trabajar y hacer las cosas. ¡Mucho cuidado con esto!

Cuando una persona busca un taller de neumáticos o de reparaciones en general, quiere encontrar un lugar limpio, con mucha luz, donde cada coche tiene un espacio dedicado, con herramientas nuevas, funcionante. Su sueño es entrar en tu taller y tener la sensación de estar en el paddock de la Fórmula 1. Así de sencillo. Quiere que su vehículo tenga la máxima atención posible y, sobre todo, que salga mejor de cómo ha entrado en la oficina mecánica.

Hay talleres que devuelven el coche al cliente sucio, con manchas de grasa o gasolina. Es algo normal si el lugar donde lo has reparado parece una pocilga. Evidentemente tener limpio un taller no es fácil ni divertido, pero acostumbrarte a tener todo en orden y limpiar inmediatamente te ayudará a convertir este pequeño, pero útil, sacrificio en una buena costumbre. Tus mecánicos se sentirán orgullosos de trabajar en este lugar y tanto ellos como los clientes hablarán muy bien de ti y de como tratas las cosas.

la limpieza en el taller ayuda a trabajar mejor

Un taller limpio gana más dinero

Muchos talleres se quejan porque, a pesar de trabajar muchas horas, no consiguen llegar a los niveles de ingresos que tiene otros. Pues una manera para poder aplicar tarifas más altas es seguramente mantener tu taller lo más limpio y acogedor posible. El aspecto dejado y sucio hace, muchas veces, los clientes dejen de acudir a un taller. No importa si eres un genio del motor y si tus precios son justos: la imagen significa mucho. Y estarán dispuestos a pagar más si le ofreces un lugar más bonito y visivamente impecable.

La imagen es un arma de doble hilo, afortunadamente. O sea, se sabes aprovecharla. te ayudará a ganar más. Ten limpio tu taller y también transmitirás una sensación de seguridad. Los mecánicos podrán trabajar con menos preocupaciones y con menor riesgo de accidentes. Si todo está en orden y ben visible, evitarás de perder horas de trabajo por la baja de tus colaboradores que han sufrido algún incidente laboral.

Como puedes ver, son muchas las ventajas de tener y mantener un taller limpio. ¿Cómo conseguirlo? Acostumbrate a ordenarlo todo, cada vez que terminas un proyecto y limpia inmediatamente donde hace falta. Renueva las herramientas, controla si hay alguna obsoleta o que ya no funciona y tirala. Realiza el correcto mantenimiento de luces, tomas de corriente, aire forzada. Un taller limpio te permitirá mejorar la imagen, aumentará la seguridad y el compromiso de tus trabajadores y te ayudará a evitar gasto innecesarios y a ganar más dinero.