son los riesgos en un taller de automoción

Seguridad y prevención de riesgos en un taller de automoción

Cuando pensamos a las actividades de reparación y mantenimiento de vehículos, existen muchos riesgos, tanto para la seguridad como para la salud, a los que pueden estar sujetos mecánicos y trabajadores. Además de informarse sobre leyes, reglas y actualizar tus conocimientos con cursos dedicados a la prevención de riesgos laborales, el aspecto más importante es aprender de las experiencias y de los errores.

Para sensibilizarte sobre la necesidad de prevenir todos los peligros típicos de los talleres, vamos a hablarte de los posibles accidentes, deficiencias y errores que pueden interesar los profesionales que trabajan en talleres de neumáticos, mecánicos, talleres de carrocería, de pintura y garajes.

Una buena forma para que quede clara la seriedad de este tema es presentarte algunos caso reales. En particular, examinaremos juntos algunos casos y lesiones que han ocurrido en actividades de reparación de vehículos y que han sido registradas por el Sistema de Vigilancia de Accidentes del Trabajo.

Casos de accidentes en talleres de automoción

debajo de un coche es un riesgos en un taller de automoción

El primer caso se refiere a un accidente que ocurrió dentro de un taller de reparación mecánica tradicional. Un trabajador tuvo que realizar trabajos de reparación en la carrocería de la cabina de una camioneta ubicada sobre un pozo de inspección.

En la dinámica, la lesión no tuvo testigos directos, sin embargo se reconstruyó en base a lo que informaron los colegas trabajadores de la víctima y lo observado durante una inspección, realizada a una distancia de aproximadamente dos horas del evento.

Para lijar el área a reparar, ubicada a unos dos metros del suelo, la víctima utilizó una escalera de metal doble, sin pies antideslizantes, que se encontraba dentro del taller. Probablemente debido a los movimientos del trabajador, la escalera se resbaló en el piso de concreto, causando la pérdida de equilibrio y la caída de la víctima al suelo. La muerte ocurrió por traumatismo craneal.

Como puedes ver, dos factores aparentemente sin importancia, se convirtieron en la causa principal de ese drama: el utilizo de una herramienta inadecuada y el utilizo incorrecto de la misma. Si el mecánico hubiera utilizado una maquina elevadora o una escalara profesional, anclada y si hubiera enganchado con una correa de seguridad, este incidente laboral hubiera tenido menores consecuencias.

Aprender de los errores: accidentes en reparaciones de vehículos

Son algunos riesgos en un taller de automoción

El segundo caso se refiere a un accidente fatal en un taller mecánico para el mantenimiento de vehículos pesados.

Después de reemplazar los frenos traseros de un autobús, el mecánico descargó el vehículo del elevador, poniéndolo otra vez en el suelo, listo para la prueba final antes de ser devuelto al cliente. El bus estaba equipado con suspensiones electrónicas que nivelan automáticamente el nivel de la base del vehículo, para afrontar eventuales desniveles.

Después del accidente, se determinó que el circuito de las suspensiones del autobús estaba encendido y una vez en el suelo, reguló la distancia hasta el suelo, dejando un espacio no superior a los 10 cm. Desafortunadamente, el mecánico estaba ya trabajando debajo del vehiculo. Básicamente, el sistema de nivelación electrónica entró en acción causando una bajada repentina del autobús que aplastó al trabajador.

El primero en notar el accidente fue un compañero que dió la alarma. Varios colegas utilizaron un elevador neumático, consiguiendo extraer a la víctima en condiciones muy graves. Una vez más, fue un banal error (no controlar el funcionamiento de una parte fundamental del vehículo) en provocar consecuencias terribles.

Prevención de accidentes en reparaciones de vehículos

En general, la mayoría de los incidentes laborales que se verifican en los talleres se debe al descuido, la falta de atención y la superficialidad. Muchas veces se saltan los protocolos de seguridad, por falta de tiempo o mala costumbre, otras veces se desconocen por completo. Desafortunadamente, a diferencia de otras profesiones, trabajar en un taller de neumáticos, de pintura o mecánico en general, significa enfrentarse cada día a un sinfín de peligros.

Principales riesgos de trabajar en un taller mecánico

siempre hay riesgos en un taller de automoción moderno

Hemos creado un listado, indicando unas posibles situaciones que suelen presentarse en un taller normal y corriente. A lado, hemos añadido una serie de peligros o riesgos relacionados con ese tipo de actividad o posición. Esperemos sirva para sensibilizar los profesionales del sector y que eso contribuya en limitar o reducir en número de los posibles incidentes en talleres:

  • Motor en marcha: riesgo de envenenamiento por gases de escape.
  • Trabajar con el vehículo elevado: posibles caídas.
  • Pintura: riesgo de envenenamiento por plomo.
  • Trabajos en posturas forzadas: sobrecarga física, lesiones musculares u oseas.
  • Puentes de carga: riesgo de aplastamiento.
  • Montaje y desmontaje en el vehículo: lesiones por corte, impacto o aplastamiento.
  • Insertar o retirar las baterías / llene las baterías: riesgos de explosión, salpicaduras de ácido (calafateo de piel y ojos) y envenenamiento por plomo.
  • Insertar y retirar el airbag: explosión, lesiones físicas.
  • Sistemas de aire acondicionado: riesgo de inhalar gases tóxicos.
  • Vaciar el tanque de combustible: salpicaduras, quemaduras.
  • Inflar, reparar o montar neumáticos: lesiones por impacto, daños auditivos.
  • Trabajos de soldadura: lesiones provocadas por chispas, calor y conducción térmica.
  • Reparaciones debajo del vehículo: penetración de cuerpos extraños en los ojos, ser golpeado por objetos, herramientas o el mismovehículo en movimiento.
  • Trabajos en el sistema hidráulico y neumático del vehículo: explosión, aplastamiento.
  • Asistencia en carretera: atropellamiento.