Cómo vestirte si trabajas en un taller mecánico (1)

Cómo vestirte si trabajas en un taller mecánico

En los últimos años, afortunadamente, el sector laboral de los talleres ha mejorado mucho, en cuanto a seguridad. En particular, los mismos profesionales han aprendido a prevenir imprevistos y accidentes laborales gracias a una nueva forma de vestirse. Puede parecer raro, pero gracias a la ropa de trabajo para mecánicos, cada año, se evitan posibles incidentes y, sobre todo, se mejora la calidad de una profesión acostumbrada a lidiar con el peligro.

Partes incandescentes, aceites, combustibles, líquidos tóxicos como los de los frenos o del aire acondicionado… Además de utilizar prendas reforzadas, en un taller es importante utilizar guantes, gafas de protección, además de botas especiales y hasta máscaras buconasal, ideales para los chapistas, por ejemplo.

¿Por qué necesitas ropa de trabajo para mecánicos?

Hasta los mejores mecánicos y los más expertos pueden sufrir pequeños accidentes, cuando trabajan durante ocho horas o más, dentro de un taller. La posibilidad de proteger partes sensibles como ojos, manos, rodillas y pies tiene una importancia crucial, por varias razones. Ante todo, si te pones una ropa de trabajo para mecánicos adecuada, podrás trabajar de manera más relajada y tranquila. En segundo lugar, reducirás mucho la posibilidad de pequeños infortunios.

Cómo vestirte si trabajas en un taller mecánico (3)

Eso se traduce en evitar la baja laboral que puede ser un problema serio si, por ejemplo, eres autónomo o si tu taller está pasando por un momento de alta temporada. Prevenir accidentes laborales significa también evitar que tu taller pierda dinero y clientes. Otra importante ventaja de utilizar prendas pensada para profesiones con un alto riesgo es la importancia de proteger a las personas de infortunios aún más graves.

Si tienes un taller de neumáticos o de mecánica en general, o trabajas en uno de estos, recuerda siempre dedicar tiempo y dinero a la ropa de trabajo. La seguridad es un aspecto fundamental y permitirá a cada trabajador desarrollar de la mejor manera su profesión. Las consecuencias de la superficialidad y de ahorros inútiles pueden ser muy graves y llevar, en algunos casos, hasta la muerte.

Comodidad significa más seguridad

Hay otros dos aspectos importantes que vale la pena matizar, cuando hablamos de la forma de vestirse y protegerse dentro de un taller. Ante todo, afortunadamente, hoy en día en el mercado puedes encontrar una gran variedad de modelos, materiales, diseños y colores. O sea, elegir ropa de trabajo segura para los mecánicos puede dar una mejor imagen de tu taller. Por ejemplo, si trabajas con mucha persona, tener una uniforme, con guantes, botas, monos y mascaras protectoras iguales, hará que los profesionales se sientan parte de un equipo.

Cómo vestirte si trabajas en un taller mecánico (2)

Además, estos productos están pensados adrede para situaciones de trabajo duro. O sea, resultará más cómodo y más fácil realizar tareas normales de un taller. Desde cambiar los neumáticos, hasta deslizarse debajo de un coche turismo, arreglar el motor de una camioneta o subirse encima de un camión, utilizando un arnés. Se trata de ropa especial, creada con la ayuda de ingenieros y profesionales del sector. Algunos materiales son, por ejemplo, ignífugos y sùper resistentes. ¿Cuantas veces ya te has quemado las manos o has tenido que acudir a urgencias por entrar en contacto, por ejemplo, con el liquido de las baterías? Mejor prevenir que curar, se dice, y en este caso el famoso refrán es más que justificado.

Ropa para mecánicos

Como sabes muy, bien, si trabajas o tienes un taller, hay diferentes tipos de mecánicos y que desempeñan tareas diferentes. Sin embargo, todas esconden insidias y un diferente nivel de riesgo. Los nuevos materiales, sin embargo, están pensado para brindar a los profesionales de los talleres más seguridad, confort, comodidad y protección, pero sin dejar a un lado el aspecto estético. Veamos juntos algunos ejemplos típicos de ropa de trabajo para mecánicos, que podrás fácilmente comprar para ti y tus compañeros tanto en tiendas físicas como online:

  • Camisetas y polo: suelen ser de manga corta, perfectas para el verano e indicados para los jefes de talleres o los que trabajan más cara al público, puesto que no ofrecen un nivel de protección adecuado para los labores manuales en los vehículos.
  • Chalecos y polares: elaborados con materiales resistentes, ignífugos y más duros, permiten trabajar en condiciones de frío y brinda más protección en caso de impacto. Son útiles y prácticos porque protegen la parte superior del cuerpo.
  • Pantalones acolchados y multibolsillo: en el primer caso, otorgan más confort si tienes que realizar movimientos constantes y con la posibilidad de impacto con partes de vehículos o herramientas; en el segundo caso, podrás llevar contigo muchas cosas: linternas, cintas, alicates y todo los que necesites para trabajar.

Cómo vestirte si trabajas en un taller mecánico (4)

  • Guantes: pueden ser térmicos, de plástica adherente, silicona, piel, reforzados o de materiales ignífugos. Debido a su variedad es importante tener varios pares. para estar siempre listos frente a las diferentes situaciones. Fundamentales también cuana manejas residuos sólidos o líquidos.
  • Gafas protectoras: deberías llevarlas siempre puestas y no solo para saldar o trabajar con fuego.
  • Botas: mejoran el agarre, la estabilidad y la protección del pies, permitiendo evitar lesiones a falanges y tobillos.
  • Mascara Buconasal: pueden ser de silicona y tener un filtro,  indispensables para los chapistas o casa vez que trabajas con materiales volátiles.
  • Buzos/Monos: suelen ser de una pieza única, la mejor solución para proteger el cuerpo entero, cuando pintas o trabajas con varias herramientas.