¿Un taller puede retener un coche si el cliente no paga?

Malas noticias para los listillos. Esos clientes que acuden a un taller mecánico y, tras haber comprobado la reparación, intentan regatear sobre el precio, rechazan la factura y se van si pagar. Salvo luego presentarse con la intención de llevarse el coche. Como veremos en este artículo, de un punto de vista legal, lo talleres se convierten e propietarios de cualquier vehículo cuya reparación no ha sido pagada.

Así que, si tienes un taller y no te pagan, tranquilo: el coche o la moto serán tuyo y hasta podrás subastarlos y venderlos por impago. Es la forma que prevé la ley para tutelar los mecánicos y que permite recuperar el dinero invertido en las reparaciones no cubiertas por el cliente moroso.

El cliente no puede llevarse su coche sin abonar la factura

El artículo 1600 del Código Civil Español, establece:

«El que ha ejecutado una obra en cosa mueble, tiene el derecho de retenerla en prenda hasta que se le pague.»

Como puedes ver fácilmente, si tienes un taller de neumáticos o de reparación de coches, motos u otro vehículo, podrás siempre retener el coche de un cliente que no ha abonado la factura. Como consecuencia, la ley tutela a todos los profesionales que, para realizar un servicio (como en el caso de la reparación de un vehículo) han tenido que adelantar costes.

Muchos clientes no tienen a mente que gestionar un taller significa hacer frente a una gran cantidad de gastos. El alquiler del local, las facturas de agua, electricidad y luz, los seguros, herramientas y maquinarias, aceites, piezas de repuestos… Sin olvidarnos los sueldos de los empleados, monos y uniformes, además de la publicidad, la página web, entre otros.

 

mecanico y cliente litigan por impago

El taller es el posesor legítimo del coche hasta que se pague la factura

Todo esto significa que, si un cliente no te paga, por ninguna razón este último podrás llevarse el coche o la moto a casa. Y no importa si te amenaza verbalmente o te grita que «hablará con sus abogados». Ten siempre a mente el artículo 1600 del Código Civil. De hecho, en el caso en que sufras lesiones, heridas o te sientas en peligro frente un cliente, serás tu que podrás llamar a la Policía, denunciarle y así ese personaje se enfrentará a problemas más graves, previstos por el Código Penal.

Es cierto que siempre se puede encontrar una solución y es mejor no llegar nunca a la ruptura, siempre y cuanto el cliente se lo merezca. Si un viejo cliente, que conoces y con el que tienes una buena relación, tiene problemas de dinero, puede pensar en aplazar el pago y darle la posibilidad de cubrir su deuda, antes de subastar el vehículo.

Pero recuerda siempre: no dejes que se lleve el coche sin pagar, nunca. Mantendrás el coche o la moto en tu taller y, además, podrás cobrarle eventuales gastos de estancia si están previstos en tu taller y si informas al cliente de este coste. A este propósito, el articulo 15 del Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, dice:

«Únicamente podrán devengarse gastos de estancia cuando, confeccionado el presupuesto o reparado el vehículo, y puesto en conocimiento el usuario este hecho, no proceda dicho usuario al pronunciamiento sobre la aceptación o no del presupuesto o a la retirada del vehículo en el plazo de tres días hábiles. En todo caso, dichos gastos de estancia sólo procederán cuando el vehículo se encuentre en locales bajo custodia del taller y por los días que excedan del citado plazo.»

mecanico retiene coche de cliente impagador

El taller puede subastar su coche si el cliente no paga

El artículo 1955 del Código Civil establece que:

«El dominio de los bienes muebles se prescribe por la posesión no interrumpida de tres años con buena fe.»

Esto significa que, transcurridos tres años, el taller se convierte en propietario legítimo del vehículo cuya factura se ha quedado impagada. El paso sucesivo es informar a la Dirección de Tráfico para la retirada del coche o abrir un procedimiento judicial para solicitar la subasta del vehículo. Esta última es la única manera para recuperar el dinero, aunque se trate de un proceso bastante lento.

Según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), en España los talleres pierden cerca de 190 millones de euros al año por el abandono de vehículos en sus instalaciones. Un problema grave, sin embargo ahora ya sabes como defenderte de manera legal.