dos hombres abren el motor de un coche electrico

Los talleres de barrio y el coche eléctrico

Hace unas semanas, Seat estrenó su nuevo y primero coche compacto urbano 100% eléctrico. Una noticia que sigue otras muchas de Nissan, Peugeot, Ford, Fiat y otros grandes fabricantes de vehículos. Es evidente que el futuro será del coche eléctrico. Sin embargo, también otra news internacional vale la pena ser mencionada: según El Economista, Irán habría hallado un enorme yacimiento de petróleo con «más crudo que todo el subsuelo de EEUU».

O sea, si por un lado estamos observando una lenta pero inexorable difusión de los coches eléctricos, por el otro parece que los medios de transportes actuales podrán tranquilamente seguir adelante con sus vetustos motores de combustión interna. La verdad, es que muchos talleres están preocupadisimo con la nueva era de la automoción. En general, los mecánicos menos jóvenes tienen miedo de perder clientes y tener que cerrar, por culpa de los coches y motos de nueva generación. ¿Es cierto todo esto? En parte, aunque todavía estamos a tiempo de remediar.

El inevitable éxito del coche eléctrico

Si es correcto pensar que aún queda tiempo para que todos tengan un coche completamente eléctrico, este cambio es necesario cuanto inevitable. Tanto por un tema medioambiental como de conservación de los recursos, en los próximos años los talleres mecánicos cambiarán mucho y tendrán que adaptarse a esta gran revolución. Si miramos hacia el pasado, ya varias veces los profesionales han tenido que reinventarse para mejorar los servicios ofrecidos y garantizar plena asistencia a los vehículos contemporáneos. 

Han cambiado los motores, los circuitos eléctricos, los materiales y hasta los nombres y la tipología de recambios. Desde la invención del primer coche, a finales del XIX siglo, también ha cambiado el trabajo del taller y eso es algo que seguirá también en el futuro.

Pensar de poder abarcar la gran variedad de coches modernos (híbridos y eléctricos) manteniendo en actividad un taller viejo y obsoleto es francamente un grave error. Estamos en una fase crítica en la que es necesario empezar a modificar la actitud hacia el cambio y admitir la necesitad de anticipar el mercado y la competencia. Los talleres de barrio, tradicionales, multimarca y también los multimarca, seguirán existiendo. Lo que te interesa, sin embargo, es saber si también tu taller también sobrevivirá.

mecanico cambia neumatico a coche electrico

Lo más importante: formarse y actualizarse

En esta complicada pero interesante etapa, es necesario no quedarse atrás. Si tienes un taller de neumáticos de mecánica general, tendrás que actualizar tus conocimientos y tus herramientas. Muchas marcas productoras de coches eléctricos ya están empezando en difundir manuales y organizar cursos de formación para que los conocimientos sobre reparaciones y sustituciones de piezas puedan llegar al público.

La complejidad de los nuevos vehículos interesa principalmente los motores y las baterías, mientras que, seguramente, tu también ya te habrás familiarizado con los programas y software de diagnóstico del coche. En futuro podrán ser más precisos y necesitarás un poco de tiempo para poderlos utilizar plenamente. Pero no estamos hablando de algo negativo, si no de una oportunidad de crecimiento de un punto de vista profesional.

Estudiar, formarse, aprender cosas nuevas hará que tu taller se actualice de manera constante, pudiendo controlar el flujo de los clientes propietarios tanto de coches antiguos como de coches modernos y eléctricos. Cambiarás también tu forma de hablar y afrontar los problemas, con metodologías siempre más modernas y el uso de PC, smartphone y aplicaciones (con la llegada del 5G) será inevitable.

un viejo mecanico no sabe reparar el coche electrico

Aún estás a tiempo para ganar al coche eléctrico

Así que no tienes porque asustarte ni preocuparte. En el mundo todavía quedan millones de vehículos diesel y de gasolina. Además, la parte mecánicas seguirán necesitando la experiencia de un buen mecánico como tu. El cambio de los neumáticos, del aceite, de los filtros, así como de cristales, frenos y suspensiones tendrá que contar con el clásico aproche ‘analogico’. La tecnología hará que sea más fácil detectar el problema y obtener piezas de repuesto. El coche eléctrico te permitirá seguir adelante con tu actividad, no lo dudes.

Informate, estudia, prepárate para este cambio radical. Poco a poco entrarán en tu taller siempre más coches eléctricos y aprenderás a lidiar con todas las incidencias de estos innovadores vehículos. A través de la formación y la práctica, podrás convertirte en un experto y, renovando las diferentes secciones del taller, podrás brindar a los clientes un servicio impecable.

Los coches eléctricos son el futuro. Poco a poco sabrás gestionar esta revolución y tu taller también hará parte de este futuro. Con la pasión y los conocimientos adecuados, podrás abrir el capó de un Tesla y reparar un motor eléctrico como hacía tu abuelo con un Seat 500. El mundo cambiará, pero los talleres de barrio seguirán existiendo siempre.